¿Cómo tener una tortuga de tierra en casa?

Cómo cuidar de una tortuga bebé en casa

¿Está asegurada su tortuga?  Obtenga un presupuesto de 2.500 £ de gastos veterinarios, muerte y cobertura por robo. También está disponible la cobertura de honorarios veterinarios únicamente | Llevamos asegurando mascotas exóticas desde 1996 | Consulte las opiniones de nuestros clientes en Feefo.

Una mesa para tortugas es adecuada para todas las tortugas de tipo europeo: la tortuga mediterránea (Testudo gracea), la tortuga de Hermann (T. hermanni), la tortuga marginada (T. marginate) y la tortuga de Horsfield (Agrionemys horsfieldii).

Los fabricantes generalmente recomiendan sustituirlos cada 10-12 meses para asegurar un rendimiento óptimo y garantizar que su tortuga no se vea privada de estas longitudes de onda críticas que normalmente emanan del sol.

Emisores cerámicos de infrarrojos (IR) apagados: Aparte de una lámpara combinada, es posible seleccionar otros tipos de fuentes de calor, incluyendo los emisores cerámicos de infrarrojos (calor). Éstos sólo emiten longitudes de onda IR, por lo que será imprescindible una fuente UV independiente.

Lámparas IR: También hay lámparas IR que proporcionan otro medio de calor crítico para su tortuga. Estos pueden ser utilizados con seguridad en una base de 24 horas (también bajo control termostático), de nuevo con accesorios adecuados.

Tortuga pequeña

Las tortugas son excelentes mascotas. Son atractivas, tranquilas y tienen un comportamiento fascinante. En esta guía, los expertos de Green Lane Farms le van a enseñar todo lo que necesita saber sobre el cuidado de una tortuga.

Salvo algunas especies anómalas, las tortugas prefieren vivir al aire libre. Deben estar alojadas en un recinto exterior espacioso que les proporcione mucho aire fresco y abundante luz natural UV del sol.

A las tortugas les gusta excavar, por lo que es importante mantener el recinto seguro y a prueba de fugas. Esto puede conseguirse utilizando una barrera protectora de ladrillos de hormigón o paredes de madera selladas. Considere la posibilidad de utilizar una mezcla de arena y tierra como sustrato; es una opción asequible que facilita la excavación segura.

La mayoría de las razas de tortugas mediterráneas están preparadas biológicamente para hibernar y lo hacen por razones de salud. No se aconseja forzar una hibernación irregular, ya que podría afectar negativamente a la salud de su tortuga.

Las tortugas tienden a ser solitarias por naturaleza, pero mantener dos tortugas juntas en un recinto no debería suponer ningún problema, siempre que se respeten las normas de género y se las vigile regularmente durante sus primeras semanas juntas. Lo ideal es mantener dos tortugas juntas sólo si ambas son hembras. Una tortuga macho puede volverse demasiado agresiva si se mantiene con otro macho o una hembra, aunque un macho con dos o más hembras puede funcionar.

Cómo cuidar una tortuga de compañía en casa

Las tortugas de compañía son mascotas populares para mucha gente, ya que son tranquilas, bonitas (especialmente cuando son crías) y no sueltan pelo. Pero las tortugas pueden vivir mucho tiempo (entre 50 y 100 años). Si adquiere una como mascota, prepárese para cuidarla toda la vida y considere que su mascota podría incluso vivir más que usted.

La mayoría de las tortugas son dóciles y tienden a ser tímidas, a menos que se coloquen dos machos en un recinto juntos. Esto no es aconsejable; dos tortugas macho pueden volverse agresivas entre sí e incluso atacarse, lo que a veces provoca lesiones graves.

La mayoría de las tortugas son demasiado grandes para manipularlas cuando son adultas, y es aconsejable no manipularlas en gran medida cuando son más pequeñas. Esto puede provocar el estrés de la tortuga, que a menudo conduce a la enfermedad si la situación estresante es continua.

El mayor inconveniente de una tortuga como mascota para la mayoría de la gente es su larga vida. Las tortugas más grandes, como la sulcata, pueden vivir hasta 80 años, por lo que tendrá que tener un plan para el cuidado de una tortuga mascota en su (y su) vejez.

Cuidado de las tortugas

¿Sabía que las tortugas llevan en el planeta más de 55 millones de años? También son unos de los animales más longevos de la Tierra: ¡algunas tortugas han llegado a vivir más de 150 años![1].

Las tortugas pueden ser unas mascotas maravillosas y gratificantes siempre que te comprometas a cuidarlas a largo plazo. En este artículo, le explicaremos todo lo que necesita saber sobre el cuidado de su tortuga, desde la alimentación hasta el manejo y la provisión del tipo de refugio adecuado. Siga leyendo para saber cómo mantener a su tortuga feliz y sana.

Resumen del artículoPara cuidar a una tortuga, aliméntala con una dieta de verduras de hoja verde mezcladas con otros vegetales, y a veces con fruta. Asegúrate de que la tortuga siempre tenga acceso a agua para beber y remojarse. Si es posible, crea un recinto exterior para que la tortuga disfrute del buen tiempo, además de un recinto interior en caso de mal tiempo. Para su recinto interior, incluya una luz para mantener a la tortuga caliente y un sustrato con musgo para que se arrastre. Manipule siempre a su tortuga con cuidado. Para obtener consejos sobre cómo crear un recinto exterior y mantener a su tortuga sana, siga leyendo.