¿Cuánto debe medir una campana extractora?

Campana de humos de laboratorio | Alto rendimiento

Una campana extractora en un laboratorio puede consumir tanta energía como tres hogares al año. Cuando una campana extractora está en uso, su puerta (o “faja”) debe estar abierta, pero en caso contrario debe estar cerrada por seguridad, así como para conservar la energía. Este artículo examina las estrategias para promover el comportamiento de cierre de las campanas de gases. Un experimento de cambio de comportamiento realizado sobre el terreno puso a prueba si un indicador de diseño (pegatina) y la información comparativa extraída de los datos automatizados del edificio y del equipo reducirían el número de veces que la gente dejaba las campanas de gases abiertas cuando no se utilizaban (mientras los espacios estaban desocupados o las campanas estaban inactivas). El experimento incluyó un edificio de control en el que no se intervino en las campanas de gases. El adhesivo y la retroalimentación dieron lugar a un número significativamente menor de casos de campanas abiertas (una reducción global del 52,8%). Un año después, con la pegatina colocada y sin más información, los casos de campanas abiertas cuando el espacio estaba ocupado pero las campanas estaban inactivas seguían siendo significativamente menores que los de la línea de base. Además de proporcionar una estrategia de bajo coste para lograr un cambio de comportamiento, los resultados de este estudio sugieren oportunidades para mejorar el diseño de las campanas de gases y utilizar los datos automatizados del edificio para proporcionar a los trabajadores del laboratorio información para cambiar su comportamiento.

Alternativas seguras a las campanas de gases con conductos

El nivel de protección proporcionado por una campana de humos se ve afectado por la forma en que se utiliza la campana. Ninguna campana de humos, por muy bien diseñada que esté, puede proporcionar una contención adecuada a menos que se apliquen las siguientes buenas prácticas de laboratorio:

El usuario de la campana debe conocer la configuración normal de funcionamiento (NOC) de la campana y debe diseñar los experimentos de manera que esta configuración pueda mantenerse siempre que se puedan liberar materiales peligrosos. La NOC se refiere a la posición de la hoja que se estableció cuando se instaló y certificó la campana (es decir, hasta dónde está abierta la posición máxima segura de la hoja).

El usuario de la campana también debe comprobar el medidor magnético u otro indicador de rendimiento de la campana y comparar su lectura con la indicada en la etiqueta de inspección de la campana. Si la lectura difiere significativamente (20% o más en el caso de un medidor magnético) de la indicada en la etiqueta, es posible que la campana no esté funcionando correctamente. Póngase en contacto con Joan Hutzly para indicarle la ubicación de la campana y los datos de contacto.

Marque una línea con cinta adhesiva a 15 centímetros detrás de la hoja y mantenga todos los productos químicos y equipos detrás de esa línea durante los experimentos. Esto ayudará a evitar que los materiales se escapen de la campana cuando las perturbaciones, como las corrientes de aire de las personas que pasan por delante de la campana, etc., interfieran con el flujo de aire en la cara de la campana.

Ventilación del laboratorio y uso de las campanas de gases

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Fume hood” – news – newspapers – books – scholar – JSTOR (February 2010) (Learn how and when to remove this template message)

Este artículo contiene posiblemente una investigación original. Por favor, mejórelo verificando las afirmaciones realizadas y añadiendo citas en línea. Las afirmaciones que sólo consisten en investigación original deben ser eliminadas. (Febrero de 2010) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Existen dos tipos principales, los de conductos y los de recirculación (sin conductos). El principio es el mismo para ambos tipos: el aire se aspira desde la parte frontal (abierta) del armario y se expulsa al exterior del edificio o se hace seguro a través de la filtración y se devuelve a la habitación. Esto se utiliza para:

Las vitrinas de gases suelen estar adosadas a las paredes y, a menudo, están equipadas con rellenos por encima, para tapar los conductos de extracción. Debido a su forma empotrada, suelen estar mal iluminadas por la luz general de la sala, por lo que muchas tienen luces internas con cubiertas a prueba de vapor. La parte delantera es una ventana de guillotina, normalmente de cristal, que puede subir y bajar gracias a un mecanismo de contrapeso. En las versiones educativas, los laterales y, a veces, la parte trasera de la unidad también son de cristal, para que varios alumnos puedan mirar dentro de una campana extractora a la vez. Los paneles de control de la alarma de bajo flujo de aire son comunes, véase más abajo.

Navegando por las campanas de humos con y sin conductos: ¿Qué es mejor?

Una campana extractora de gases químicos es una unidad de extracción local con paredes traseras y laterales diseñada para controlar eficazmente la contaminación atmosférica (gases, vapores y/o humos peligrosos) en su origen. La campana extractora de gases químicos depende de la creación de un flujo de aire más allá de la fuente de contaminantes suficiente para eliminar el aire altamente contaminado alrededor de la fuente o que sale de la misma y para arrastrar el aire a un sistema de escape ventilado directamente al exterior. Debe tener una velocidad lineal media de 80 a 120 pies lineales por minuto (lfpm); las campanas utilizadas para actividades con materiales radiactivos deben tener un mínimo de 125 lfpm.

Una campana de gases químicos es un espacio de trabajo parcialmente cerrado que se expulsa al exterior. Cuando se utiliza correctamente, los gases y vapores peligrosos generados dentro de la campana son capturados antes de que entren en la zona de respiración. Esto sirve para minimizar su exposición a los contaminantes en el aire. Las partes comunes de una campana extractora y sus principales funciones son

Bafles – Particiones movibles utilizadas para crear aberturas ranuradas a lo largo de la parte posterior del cuerpo de la campana. Los deflectores mantienen el flujo de aire uniforme a lo largo de la abertura de la campana, eliminando así los puntos muertos y optimizando la eficiencia de captura.