¿Qué es cocción por conduccion?

Conducción, convección

La conducción -también conocida como transferencia directa de calor- es la forma más sencilla de cocinar, así que empezaremos por ella. Para empezar, necesitarás dos cosas básicas: una fuente de calor, como un quemador en tu cocina, y un conductor, como una sartén, a través del cual se pueda transferir el calor.

La radiación térmica del fuego se propaga en todas las direcciones y es capaz de llegar hasta ti. Esta radiación térmica se presenta principalmente en forma de ondas infrarrojas y luz visible. Por el contrario, el calor de la hoguera que se transfiere por convección se dispara directamente hacia el cielo y nunca llega hasta ti (es decir, el aire caliente se expande hacia arriba).

La cocción de los alimentos suele utilizar una combinación de estos métodos. La conducción transfiere el calor mediante el contacto directo; los alimentos se calientan directamente en una sartén metálica, en un líquido o rodeados de aire. Dejar caer un huevo en una sartén con agua hirviendo es un buen ejemplo. El calor del agua se transfiere al huevo.

Métodos de cocción

Aunque pueda parecer un proceso prácticamente sin esfuerzo y casi instantáneo, cocinar los alimentos implica en realidad una física bastante compleja. A continuación, simplificamos las 3 formas en que la ciencia hace subir el calor en la cocina.

La conducción -también conocida como transferencia directa de calor- es la forma más sencilla de cocinar, así que empezaremos por ahí. Para empezar, necesitarás dos cosas básicas: una fuente de calor, como un quemador en tu cocina, y un conductor, como una sartén, a través del cual se pueda transferir el calor. La clave de la conducción es el contacto directo. Cuando se coloca una sartén directamente sobre un quemador eléctrico, el calor se transfiere de la bobina caliente a la superficie de la sartén. Si se mira más de cerca -y por cerca nos referimos a lo suficientemente cerca como para ver los átomos de metal que componen la sartén- se verá que, a medida que se transfiere más calor al fondo de la sartén, las moléculas del interior de la sartén empiezan a vibrar. Si se les concede el tiempo suficiente, estas vibraciones moleculares hacen que la sartén se caliente lo suficiente como para transferir calor a cualquier cosa que se deje caer dentro, como la mantequilla, haciendo que se derrita.

Ejemplo de cocina por conducción

Ayer, en uno de mis estados de ánimo perezosos, sucumbí a la cena de pizza en el microondas. Al abrir la caja, me di cuenta de que las instrucciones mencionaban la colocación de la pizza congelada sobre un disco metálico brillante, pero sólo si utilizaba el microondas y no el horno. Esto me hizo pensar en el efecto del disco sobre la pizza y entonces investigué un poco sobre el dorado de los alimentos.

Cocinar, en su definición más simple, es preparar los alimentos mediante el uso del calor. Los diferentes métodos de cocción o transferencia de calor se dividen en conducción, convección y radiación. Cada método de cocción implica uno o más de estos métodos de transferencia de calor.

Se trata del intercambio de energía térmica a través del contacto directo entre un elemento calefactor y el alimento. Los distintos materiales dan lugar a tiempos de calentamiento y temperaturas diferentes. Consulte el artículo Equipamiento y equipo: Materiales comunes de los utensilios de cocina para obtener un desglose completo de los materiales que afectan directamente a la conducción.

Freír en la sartén o saltear son formas comunes de conducción. La sartén se calienta y, mediante el contacto directo con los alimentos, los cocina. La grasa o el aceite utilizados en la fritura proporcionan un contacto uniforme con el calor, lubricación para evitar que se pegue y algo de sabor propio. Curiosamente, cocinar en aceite se considera una técnica seca porque el aceite actúa más como material de cocción que como otra cosa. La humedad de los alimentos seguirá contenida porque no se mezclará con el aceite que los rodea.

Horno de conducción

Para cocinar los alimentos, es necesario transferir el calor a los mismos. El calor puede transferirse por tres métodos -conducción, convección y radiación-, aunque al cocinar los alimentos pueden combinarse dos o tres de ellos. Por ejemplo, al hornear un pastel, el calor por convección se utiliza principalmente para cocinar la mezcla, pero como el pastel entra en contacto directo con el utensilio de cocina, el calor también se transfiere por conducción. Además, el pastel se cocina y se dora por radiación.

Cocción por conducciónEl movimiento de calor de un elemento a otro a través del contacto directo. La mayor parte del calor por conducción se produce en la parte superior de los fogones. El calor se conduce desde el chorro de gas o el elemento eléctrico hasta el recipiente que contiene los alimentos, y éstos se calientan. Los ejemplos incluyen:

Se refiere a la transferencia de calor, a través de un fluido que puede no ser líquido o gas. Al calentar líquidos o gases se producen corrientes de convección que distribuyen el calor. Los hornos estándar requieren que los alimentos se coloquen estratégicamente dentro del horno. Sin embargo, los hornos con ventilador no requieren que los alimentos se coloquen en determinados estantes, ya que el calor se dispersa uniformemente.