¿Como la geografía influye en los seres humanos?

Por qué los geógrafos humanos deben conocer la climatología

NomenclátorUn nomenclátor es un diccionario geográfico. Los nomenclátores, que existen desde hace miles de años, suelen contener algún tipo de mapa y un conjunto de información. Algunos nomenclátores pueden contener una lista de capitales o zonas donde se encuentra un recurso específico. Otros nomenclátores pueden contener información sobre la población local, como las lenguas habladas, el dinero utilizado o las creencias religiosas.

Wrong-Way CorriganEl aviador estadounidense Douglas Corrigan suele recibir el apodo de “Wrong-Way Corrigan” por un error de navegación que cometió en un vuelo en 1938. Corrigan acababa de pilotar un impresionante vuelo de Long Beach (California) a Nueva York (Nueva York). Estaba previsto que volara de vuelta a Long Beach. En su lugar, con el cielo cubierto de nubes, Wrong Way Corrigan voló a Dublín, Irlanda.

Mapas antiguosLa gente ha estado haciendo mapas durante miles de años. Uno de los mapas más antiguos que se conocen se encontró cerca de la ciudad de Kirkuk (Irak). La mayoría de los geógrafos afirman que data del año 2500 antes de Cristo. Es un bloque de arcilla del tamaño de la palma de la mano que representa una zona con dos colinas y un arroyo. (Algunos geógrafos creen que el arroyo es un canal hecho por la gente para el riego). Los geógrafos han identificado una de las ciudades del mapa. Sin embargo, no están seguros de lo que representa exactamente el mapa de mano.Los mapas antiguos también podían ser bastante grandes. Una pintura mural de tres metros en Catal Hyuk, Turquía, fue realizada alrededor del año 6000 a.C. Se trata de un mapa de una ciudad muy concurrida, con viviendas abarrotadas e incluso un volcán en erupción. Sin embargo, algunos científicos creen que este “mapa” es decorativo y no una representación exacta de lo que había allí.

¿Cuánto afecta la geografía a la vida de las personas?

La persona informada geográficamente debe comprender cómo los seres humanos pueden vivir en diversos entornos físicos y el papel que las características físicas de esos entornos desempeñan en la configuración de la actividad humana. Independientemente de la escala espacial, la superficie de la Tierra es diversa en cuanto a climas, vegetación, fauna, suelos, geología subyacente y topografía. Esa diversidad ofrece una serie de contextos ambientales en los que las personas pueden vivir y trabajar. Los sistemas físicos y las características del medio ambiente no determinan por sí mismos las pautas de la actividad humana; sin embargo, influyen y limitan las decisiones que toman las personas.

Para vivir en cualquier entorno físico, por muy acomodaticio o desafiante que sea, las personas deben desarrollar formas de aprovechar sus oportunidades y minimizar sus riesgos. Si los incentivos son lo suficientemente grandes, las personas pueden adaptarse a los entornos más duros, a menudo sin importar el coste o el riesgo.

Un concepto fundamental para entender los entornos es la idea de la capacidad de carga: el número máximo de animales y/o personas que un área determinada puede soportar en un momento dado bajo niveles específicos de consumo sin incurrir en un deterioro significativo del medio ambiente. Los entornos varían en cuanto a su capacidad de carga. No reconocer esta realidad puede conducir a un desastre medioambiental. Cada vez más personas reconocen su responsabilidad de gestionar el medio ambiente de forma sostenible para las generaciones futuras.

Por qué los geógrafos estudian las características geográficas tanto físicas como humanas de los lugares

La influencia de la ubicación en la salud es evidente incluso a escala mundial. La mejor manera de reducir la carga mundial de enfermedades puede ser proporcionar a las personas un acceso fácil al agua potable, una nutrición adecuada y un saneamiento rudimentario, pero la disponibilidad de estas “tres grandes” necesidades básicas difiere mucho de un lugar a otro. El acceso de las personas a la inmunización es quizá la siguiente variable más importante en el panorama sanitario, pero el acceso a la inmunización depende a menudo de las circunstancias sociales y de la distribución de los centros sanitarios.

En el pasado se ha aprendido mucho sobre las influencias geográficas en la salud a través de la cartografía de la propagación de enfermedades, el acceso a la asistencia y el tratamiento y la prevención de enfermedades. Sin embargo, para llegar a comprender mejor el impacto de la ubicación en la salud humana es necesario documentar, modelar y predecir los resultados de la salud humana a escala individual y poblacional, teniendo en cuenta

Para hacer frente a algunos de los principales retos sanitarios del siglo XXI es necesario desarrollar teorías, métodos, visualizaciones y herramientas cada vez más sofisticadas que ayuden a tener en cuenta los impactos cruzados de estas seis variables en diferentes lugares (Figura 6.1).

¿Por qué los geógrafos humanos suelen centrarse en un pequeño ámbito de estudio?

La psicología geográfica pretende estudiar la distribución espacial de los fenómenos psicológicos en diferentes niveles de análisis geográfico y sus relaciones con los resultados sociales importantes a nivel macro. La perspectiva geográfica proporciona una nueva forma de entender las interacciones entre los procesos psicológicos de la humanidad y los macroentornos distales. Los estudios han identificado las organizaciones espaciales de una amplia gama de constructos psicológicos, entre los que se incluyen (pero no se limitan a) la personalidad, el individualismo/colectivismo, la rigidez cultural y el bienestar; estas variaciones se han trazado sobre una serie de unidades geográficas (por ejemplo, barrios, ciudades, estados y países) y se han vinculado a una amplia gama de consecuencias políticas, económicas, sociales, de salud pública y otras consecuencias sociales. La investigación futura debería emplear el análisis multinivel, aprovechando los métodos de prueba de causalidad más deliberados y las técnicas de big data, para seguir examinando los mecanismos emergentes y en evolución de las diferencias geográficas en los fenómenos psicológicos.