¿Qué es el arte político y social?

Definición de arte sociopolítico

Lawrence Davidson es profesor emérito de Historia en la Universidad de West Chester (Estados Unidos). Es autor de cinco títulos académicos, los más recientes Fundamentalismo Islámico (2013) y Genocidio Cultural (2012).

“Argumentados de forma potente y sucinta, los análisis de Lawrence Davidson obligan a pensar de forma crítica y humana, planteando preguntas que exigen ser formuladas. Un recurso esencial y muy necesario que debería enseñarse en todas las aulas estadounidenses.” (Sara Roy, Investigadora Senior y Asociada, Centro de Estudios de Oriente Medio, Universidad de Harvard, EE.UU.) “En los últimos años nadie ha escrito con más perspicacia sobre los rasgos centrales de la cultura política global y nacional que Lawrence Davidson. Consigue combinar un análisis penetrante con una prosa lúcida para iluminar muchas cuestiones complejas que actualmente desafían el futuro de la humanidad en aspectos fundamentales”. (Richard Falk, profesor emérito de Derecho Internacional, Universidad de Princeton, EE.UU.)

“Si Thomas Paine estuviera vivo estaría escribiendo esto. Estos breves ensayos escudriñan profundamente en nuestro inconsciente político, utilizando acontecimientos y estructuras actuales e históricas para forzar la toma de conciencia de lo que coreografía nuestras acciones y percepciones contemporáneas.” (Glenn Bowman, profesor emérito de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Kent Canterbury, Reino Unido)

Por qué es importante el arte político

Un artista social es alguien que es en parte artista, en parte agente de cambio social, en parte facilitador y en parte visionario. El artista social se basa en la práctica artística, la dinámica de grupo y las ideas creativas para facilitar el cambio.

Algunos artistas sociales ya son facilitadores juveniles cualificados que añaden a su práctica la comprensión del proceso creativo y el uso de las artes. Otros son artistas, músicos, poetas o actores que deciden utilizar sus habilidades para dirigir programas para jóvenes. Y otros son líderes visionarios que obtienen habilidades artísticas y de facilitación para llevar nuevas ideas a la esfera pública.

Los artistas sociales poseen tres habilidades clave: escuchar profundamente, hablar desde el corazón y estar plenamente presentes. Son catalizadores de la innovación y la acción en nombre de todos. Creemos que el siglo XXI exige el tipo de habilidades de liderazgo creativo que ofrecen los artistas sociales.

Historia del arte político

Obra(s) de arte En el punto de mira, Listas principales, Historia del arte, Arte socialmente comprometido 29 de noviembre de 2016 María R ¿Qué es el arte político? Es diferente al arte propiamente dicho y podría ser el arte al lado de la política, ya que sabemos que la verdad política es el mecanismo rector sobre todos los aspectos de la humanidad? Desde sus inicios, el arte es inseparable de las sociedades y a lo largo de su historia los autores siempre reflejaron el momento presente llevando la verdad artística al gran público. Para Platón y Aristóteles, la mímesis -el acto de creación artística- es inseparable de la noción de mundo real, en el que el arte representa o más bien disputa los distintos modelos de belleza, verdad y bien dentro de la realidad social.

Por lo tanto, la posición de la esfera del arte es semiautónoma, ya que es un campo de creación independiente liberado de las reglas, la función y las normas, pero, por otra parte, el mundo del arte está profundamente conectado y depende de la producción artística, las formas de comisariado y exhibición, así como de las condiciones socioeconómicas y el contexto político.

Ejemplos de arte sociopolítico

La relación entre el arte y la política es polifacética. El arte puede contribuir al discurso político apoyando las opiniones políticas e ideológicas actuales. Sin embargo, la mayoría de las veces, el arte es una forma disruptiva, que sirve como herramienta para cambiar las realidades políticas y sociales existentes. El arte puede abordar determinadas cuestiones políticas o reinterpretar diferentes estructuras sociales (por ejemplo, puede revelar diferentes equilibrios de poder en la sociedad, ofrecer una comprensión alternativa de determinados acontecimientos, etc.)

Los artistas pueden ser activistas por sí mismos, como parte de un movimiento u organización política, pero muchas veces provocan el cambio político por sí solos, sin unirse a ninguna fuerza política preexistente. En esta entrada del blog, analizaremos el papel crítico y emancipador que puede tener el arte en la sociedad, así como el arte participativo y el arte de propaganda.

El arte se utiliza a menudo para llamar la atención sobre ciertas cuestiones políticas poco representadas. El artista callejero Banksy, por ejemplo, es famoso por sus obras de arte de gran carga política, que tratan de diversos temas como la guerra, la migración, etc. Su activismo alcanzó su punto álgido en 2015. Primero fue a Gaza, donde creó varios murales para concienciar sobre el conflicto palestino-israelí, que dura ya décadas, y después realizó una serie de obras de arte en las inmediaciones de Calais (Francia) que describían la actual crisis migratoria. Estas obras de arte son un espejo para la sociedad y ofrecen una perspectiva diferente sobre ciertos temas políticos. Es el arte el que hace preguntas sobre el mundo que nos rodea, en lugar de proporcionar las respuestas.