¿Qué es una política penal?

Ejemplos de política penal

Si quieres convertirte en un agente de libertad condicional – y tienes al menos un nivel 5 de educación superior, pero no has cubierto los cuatro requisitos de entrada de conocimientos de la cualificación profesional en libertad condicional (PQiP) – entonces este es el curso para ti.

En este Módulo de Entrada de Conocimientos de Política Penal y Castigo de Delincuentes, explorarás las filosofías del castigo, la importancia de la prisión, la relevancia de los castigos basados en la comunidad y el lugar del servicio de libertad condicional.

También analizarás la agenda de la Transformación de la Rehabilitación y la incorporación de proveedores del sector público, privado y voluntario en la supervisión de los delincuentes. El módulo ofrece una serie de cuestiones críticas en relación con el castigo, incluyendo el castigo de las mujeres y los delincuentes de las comunidades negras y de las minorías étnicas.

Estos módulos del curso se ofrecen a quienes tienen un título de educación superior de nivel 5 o superior, pero no han cubierto los cuatro requisitos de entrada de conocimientos exigidos por el programa de cualificación profesional en libertad condicional (PQiP) de 15 meses de duración.

Qué es la política penal uk

En segundo lugar, el castigo: la prisión priva a los delincuentes de su libertad y de ciertas libertades de las que disfruta el resto de la sociedad y actúa como elemento disuasorio. No es la única sanción disponible, pero es una importante.

Conseguir lo básico significa crear prisiones que sean seguras: con la integridad física de la prisión como prioridad para evitar que los presos salgan, y que entren drogas, teléfonos móviles y otros tipos de contrabando.

La razón por la que el aumento de personal es importante es que nos permite introducir un nuevo modelo de “trabajador clave”, en el que los funcionarios de prisiones pasan mucho más tiempo, de forma individual, con pequeños grupos de presos.

Está claro que la razón por la que las drogas están tan presentes en nuestras prisiones es, en gran parte, porque las bandas alimentan la demanda, aumentan la oferta y atrapan a los presos en un ciclo de deudas y de mayor criminalidad del que luchan por liberarse.

Durante mis visitas a las prisiones, las conversaciones que he mantenido hasta ahora con los directores de las mismas me han hecho ver la magnitud y la naturaleza de la actividad de las bandas criminales y el impacto de las drogas en nuestras prisiones.

Política criminal

En la actualidad, Inglaterra y Gales encarcela a una mayor proporción de su población que cualquier otro país de Europa Occidental, ya que la población detenida se ha duplicado en 12 años. El sistema de justicia penal en general, incluyendo la libertad condicional y la policía, ha sido objeto de cambios dramáticos en las últimas décadas que han planteado cuestiones fundamentales, incluyendo el papel apropiado del Estado y el sector privado en la justicia penal, el papel de la opinión pública como motor de la política de justicia penal y los factores políticos subyacentes que han llevado a la situación actual. La importancia de este ámbito político queda ilustrada por las “crisis” y los “escándalos” de gran repercusión que aparecen periódicamente en los medios de comunicación, como las cuestiones relacionadas con las votaciones de los presos, la puesta en libertad de los presos con sentencia indeterminada y los fallos de las empresas privadas en la prestación de servicios de justicia penal.Este módulo pretende arrojar luz sobre este problemático ámbito del derecho y las políticas públicas. Se basa en la literatura del derecho, la criminología, la historia, la ciencia política y algunos materiales comparativos para preguntar de dónde viene nuestra política penal contemporánea y para especular sobre los posibles futuros.

Criminología de la política penal

Discutir las dificultades con las que se encuentran los gestores de los centros penitenciarios a la hora de formular políticas destinadas a alcanzar los siguientes objetivos: (i) reforzar la gestión del personal que trabaja en un centro penitenciario; (ii) mejorar la prestación de servicios profesionales para mantener el bienestar integral de los reclusos; (iii) aplicar sentencias penales que satisfagan las necesidades del delincuente, la víctima y la sociedad en general.

La palabra “política” es muy difícil de definir, ya que tiene connotaciones y significados diferentes para cada persona (Torjman, 2005). Sin embargo, una interpretación común de la palabra consiste en tener un conjunto de ideas que se utilizan dentro de una organización concreta, en este caso el ámbito penitenciario, para tomar decisiones concretas que pueden influir en el comportamiento de las personas (Freeman, 1999). Cuando se crea una política, para que esté bien estructurada y se mantenga, debe centrarse en el cumplimiento de sus objetivos principales (Torjman, 2005). Los objetivos de un centro penitenciario, giran en torno a la rehabilitación y reinserción del preso (Gaines & Miller, 2015). Los gestores penitenciarios se enfrentan a una serie de retos mientras formulan dichas políticas. Estas luchas se discutirán en las siguientes secciones.